32.328
Trabajos realizados en timbrit

Gas en Santiago

Chatea inmediatamente con profesionales de confianza.

No compartimos ni tu dirección ni tu teléfono con nadie.

Cotiza gratis
4,7 / 5
Valoración profesionales

Expertos en gas a domicilio en Santiago

Últimas solicitudes de Gas

Destapar quemador de cocina madensa

Santiago, 29 julio 2021, 3:38 pm

La cocina requiere una mantención. El chispero funciona irregularmente en un plato y hay otro que se encuentra tapado.

Instalación cocina a gas

Santiago, 29 julio 2021, 9:50 am

Necesito instalar una cocina a gas

Ajustar platillo cocina gas depto

Ñuñoa, 28 julio 2021, 8:17 pm

Ajustar platillo cocina gas depto

Chispero malo

Macul, 28 julio 2021, 4:19 pm

El chispero no para de sonar y no encuende el quemador de la cocina

Estufa de exteriores

Lo Barnechea, 27 julio 2021, 5:43 pm

Tengo una estufa de patio que se apaga al soltar la perilla, probablemente tenga un problema con el piloto.

Reparación de estufa a gas con chispero

Puente Alto, 26 julio 2021, 4:03 pm

Reparación de estufa a agar en casa con chispero, tiene fuga.

Filtraciones en estufa

Renca, 26 julio 2021, 1:20 pm

Tengo una estufa toyotomi la cual expende olor a gas que siente en los ojos y garganta.

Cambiar encimera gas natural a gas licuado

Viña del Mar, 25 julio 2021, 12:08 pm

Necesito gasfiter certificado para cambiar la función de una encimera a de gas natural a gas licuado en viña del mar

Desinstalar una estufa a gas instalada a muro

Ñuñoa, 24 julio 2021, 11:41 pm

La estufa está instalada al muro y usa gas de metrogas, pero no se usa hace años, quiero sacarla y clausurar esa salida de gas

¿Huele a gas? ¡Cierra la llave de paso! Si necesitas un especialista en gas 24 horas al dia para reparación de calentadores a gas, arreglo de estufas, mantenimiento de calderas u otros servicios de gas en Santiago de Chile, recuerda que timbrit es tu solución más profesional. Descubre gasistas gratis desde tu celular rellenando una solicitud de trabajo. Es fácil y rápido.

Servicios de Gas

Selecciona el servicio de Gas que necesitas

Novedades

Cómo bajar la presión de la caldera

¿Alguna vez observaste que la presión de tu caldera subía y no fuiste capaz de bajarla? Los cambios de presión en las calderas son algo más común de lo que pensamos, que podemos evitar realizando mantenimientos preventivos con un gasfitero en Santiago. Pero, ¿por qué surgen estos cambios y subidas de presión de la caldera? Normalmente, pueden deberse que la válvula de llenado esté abierta, a que la membrana del depósito o vaso de expansión se rompió o a una avería en el intercambiados de placas.

Sea como sea, si crees que puede ser un problema grave, puedes contactar con un gasfitero profesional en Santiago para comentarle la situación y que acuda a tu casa a revisar la caldera. Así nos aseguraremos de que nuestra caldera no presenta fallas mayores. Mientras, es necesario que bajes la presión de tu caldera para evitar que la instalación sufra daños. Para ello, puedes seguir unos sencillos pasos:

  1. ¿Qué presión es la recomendada para tu caldera? Puedes comprobarlo en el manual de instrucciones de tu caldera, donde el fabricante lo habrá indicado. Normalmente suele ser entre 1 y 1,5 bares.
  2. Cierra la llave de llenado de la calderapara que no se llene de agua. Si quedó abierta, el agua entrará al circuito de manera continua, provocando el aumento en la presión de tu caldera. Comprueba si la presión desciende y, si es así, resolviste el problema.
  3. Pausa la caldera durante unas horas,por lo menos 3, para que el agua del sistema se enfríe y poder ajustar la presión a una temperatura adecuada y de manera más segura. Piensa siempre en tu seguridad ya que, de lo contrario, podrías sufrir quemaduras.
  4. Si la presión no bajó, purga los radiadores de tu casa.Hazlo una o varias veces hasta que la presión de tu caldera sea la adecuada. Con esto eliminarlas las burbujas de aire que hay en su interior. Para purgar tu radiador, abre el purgador con un destornillador y deja salir el aire acumulado. Por lo general, notarás que sale junto con agua; cuando solo salga agua y no aire, será la señal de que tu radiador ya está purgado y podrás cerrarlo.
  5. ¿La presión bajó demasiado?Abre un poco la llave del agua para que aumente la presión.
  6. ¿Y si no consigues bajar la presión?Lo mejor es contactar con un profesional, ya que es posible que tu caldera haya sufrido una avería en el intercambiador de placas, que es la parte de la caldera donde se intercambia la temperatura entre el circuito de calefacción y el agua caliente sanitaria. También puede tratarse de una avería en el vaso de expansión porque la membrana pierde aire o está picada. Este sistema es el encargado de absorber el exceso de presión cuando se calienta el agua del circuito de calefacción, por lo que este tipo de averías no deberían intentar solucionarse sin un profesional especializado.

Aunque todas las calderas tienen mecanismos parecidos, te recomendamos consultar las indicaciones del fabricante, según la marca de tu caldera (Ariston, Junkers, Saunier Duval, Viessman, Cointra…).

Igualmente, recuerda que es importante hacer revisiones periódicas para comprobar el estado de tu caldera, sobre todo cuando los meses más fríos están por llegar. Para que nuestra caldera esté preparada y no encontrarnos ninguna sorpresa o avería, lo mejor es que contactes con un gásfiter para revisar tu caldera y asegurarte de que todo funciona correctamente.

Cómo cambiar un radiador de calefacción

¿Estás pensando en cambiar un radiador de calefacción de sitio? Puede que pienses en decorar diferente una habitación, cambiar tu radiador por uno más moderno, situarlo en una zona de la casa donde caliente mejor o, incluso, se estropeó y tienes que sustituirlo por otro. En cualquier caso, cambiar tus radiadores de lugar no es complicado, pero tendrás que seguir con atención algunos pasos para conseguirlo.

Antes de empezar, necesitarás algunos materiales: tubo de cobre, codos y curvas de 15 mm, manguitos de unión de 15 mm, tacos, tornillos, grapas de fijación para tubos, estaño, juntas de goma y decapante.

También necesitarás algunas herramientas, como un soldador, un taladro, destornilladores, un nivel, una llave inglesa y una lija para cobre o lana de acero. ¿Tienes todo? ¡Empezamos!

  1. El primer paso estará relacionado, como siempre, con nuestra seguridad. Para no sufrir daños o accidentes, corta la presión de la caldera.
  2. Después, tendrás que purgar el radiador una o varias veces, hasta asegurarte de que el circuito quede vacío.
  3. Verás que en tu radiador hay unos tubos que corresponden al circuito del agua. Tendrás que aflojar las tuercas, por lo que es posible que del radiador caiga algo de agua sobrante. Para evitar ensuciar y que todo quede mojado, ten a mano un cubo y unos trapos.
  4. Una vez aflojadas las tuercas, retira el radiador de los soportes y colócalo en su nueva ubicación para tomar las medidas necesarias.
  5. Corta los racores. Se trata de unas piezas metálicas que sirven para unir tubos. Así podrás colocar los tubos y los soportes.
  6. Después, tendrás que utilizar el cobre para soldar, protegiendo las paredes. Es importante que lijes cada parte que vas a soldar con lana de acero, limpies y untes con decapante para asegurar una mejor soldadura. El decapante es un producto que te ayudará a eliminar pinturas, esmaltes u óxido en diferentes materiales como el metal.
  7. Cuando hayas soldado y unido las piezas, aprieta los racores del radiador.
  8. Ya estaría lista la instalación, pero deberás abrir la llave de paso de la caldera para que tome presión y comprobar si realizaste la instalación correctamente.
  9. Para finalizar, purga todos los radiadores de la casa para que funcionen de manera adecuada.

La clave para cambiar tu radiador es realizar todos estos pasos de forma segura y sabiendo lo que haces. Por si te resulta complicado y necesitas ayuda de un profesional, recuerda que lo mejor es contactar con gastifer barato para cambiar tus radiadores de calefacción de manera rápida y segura.

Cómo purgar una caldera

¿Necesitaspurgar la caldera de tu casa y no sabes cómo hacerlo? Puede que tengas que hacerlo porque está haciendo algún ruido extraño, lo que te indicará que posiblemente haya burbujas de aire dentro del sistema y perjudicará el buen funcionamiento de la calefacción de nuestro hogar. Otra razón es que nuestros radiadores no funcionan y no calientan de la misma manera que antes. Sea cual sea el motivo, purgar nuestra caldera nos ayudará a limpiar el sistema de calefacción y mejorar el funcionamiento de la instalación.

Para purgar tu caldera, es decir, sacar el posible aire que tenga, solo tendrás que seguir estos sencillos pasos:

  1. Apaga tu caldera para evitar peligros y garantizar tu seguridad. Te recomendamos hacerlo al menos una hora antes.
  2. Busca el purgador en el radiador.Será el lugar en el que puedas utilizar un destornillador plano para purgar. Antes de todo, te recomendamos colocar un cubo debajo ya que saldrá agua, así la recogeremos y evitaremos mojar el piso.
  3. Comienza a purgarToma el destornillador y sitúalo en el radiador. Gira el destornillador poco a poco, sin prisas, en el sentido contrario a las agujas del reloj. Entonces el aire y el agua comenzará a salir. Es importante hacerlo lentamente, ya que sino sacarás el agua y el aire con mucha presión.
  4. ¿Cómo saber si ya purgaste el radiador?Mientras purgas, oirás que el aire va saliendo, normalmente junto con el agua. Cuando dejes de oírlo y solo salga agua, significará que tu radiador quedó purgado. No importa cuánto agua saques, lo importante es sacar todo el aire.
  5. Repite la purga en todos los radiadores de tu casa.
  6. Comprueba la presión de la caldera: durante el proceso controla la presión que marca el barómetro de tu la caldera, asegurándote de que se encuentra en lo establecido por el fabricante (suele ser entre 1 y 1,5 bares). Si esta presión bajó mucho, deberás abrir después la válvula de la caldera para que entre agua y luego volver a cerrarla correctamente.

¡Y listo! ¿Viste lo sencillo que es purgar la caldera? Te recomendamos realizar este proceso al menos una vez al año. Además, recuerda siempre que es necesario hacer periódicamente revisiones y mantenimiento de tu caldera, para lo que deberás contactar con un gasfiter económico en Santiago.